Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Mejora tu salud con buenos hábitos

  • Buscar contenidos
  • Buscar usuarios
0 0 0

Características de la dieta mediterránea

¿Qué elementos forman la dieta mediterránea?

Por: Webmaster | Publicado: 10/03/2009 12:03 | |




Lo que hoy en día conocemos como dieta mediterránea es un compendio de formas de hacer que se han ido estableciendo a lo largo del tiempo en la zona mediterránea bajo la influencia de la multitud de pueblos que por ella han pasado. Y bajo la influencia también de las particulares condiciones del clima mediterráneo. Los pueblos se adaptaron a los recursos que les daba su entorno, recursos que podían ser muy escasos.

En la actualidad se considera que la dieta mediterránea se fundamenta en tres pilares ancestrales: el pan (o la harina de trigo), el aceite, y el vino. De hecho estos tres elementos han influenciado notablemente la cultura occidental, baste recordar el significado del pan y del vino en el cristianismo.

Pero la dieta mediterránea no se limita al pan, al aceite, o al vino. Veamos algunas de sus características:

-En primer lugar la dieta mediterránea es frugal, como frugal es también el medio mediterráneo. Nunca hubo una excesiva disponibilidad de alimentos en la zona mediterránea, y sus habitantes debieron aprender a vivir con lo que obtenían con esfuerzo de su entorno. Esto se traduce en una alimentación no demasiado copiosa, y una gran actividad física.

-Las proteínas de origen animal son escasas, siempre como complemento de la dieta y no como parte fundamental de ella. El consumo de pescado y aves es superior al de carne roja por la sencilla razón de que la ganadería tradicionalmente tampoco ha sido fácil en la zona mediterránea.

-El aceite de oliva ha sido siempre la principal fuente de grasas en la dieta mediterránea, de grasa vegetal. Los olivos se adaptan muy bien al clima mediterráneo y podemos encontrarlos por toda la cuenca.

-La parte principal de la dieta se basa en el consumo de hortalizas, legumbres, y frutas. Alimentos frescos y ricos en fibra. Las verduras son omnipresentes en cada comida, aunque sea en forma de una simple ensalada, diferentes legumbres forman parte de la dieta mediterránea varias veces a la semana, y la fruta es el postre típico.

-En la dieta mediterránea predominan los productos frescos elaborados de forma sencilla, sin grandes arabescos culinarios ni elaboradas salsas. Hervir o asar casi son las formas más corrientes de preparación en la cocina mediterránea. En esta cocina se usan gran cantidad de hierbas aromáticas y el ajo es un elemento fundamental.

-El consumo de pan es elevado, casi con cada comida. El arroz es otro de los alimentos frecuentes en la cocina mediterránea, y en los últimos años la pasta está ganando importancia.

-En la zona mediterránea hay un alto consumo de cítricos, pudiendo considerar a las naranjas y los limones como las frutas predilectas. Parece existir un cierto gusto por el ácido, una preferencia que también podemos encontrar en el uso de vinagres.

-El vino es el acompañante tradicional de la comida, siempre en pequeñas cantidades.

En resumidas cuentas, se trata de una cocina sencilla en la que predominan los alimentos de origen vegetal, siempre frescos, y elaborados sin grandes artificios. Las proteínas de origen animal actuarán como complemento de esta dieta. Pero la dieta mediterránea va más allá de la cocina, la dieta mediterránea implica también un estilo de vida activo.

Comenta