Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Nupcias

Información de interés para celebrar tus nupcias

0 0 0

Texto de las invitaciones

Qué poner en las tarjetas de invitación a la boda

Por: Webmaster | Publicado: 03/10/2005 14:48 | | | #Cont:22

Las invitaciones de boda, su diseño, redacción, y presentación van a formar uno de los puntos de vital importancia al organizar una boda. Si bien es cierto que en ocasiones tienen tendencia a quedar relegadas a un segundo plano a causa de otros problemas más acuciantes, nunca deberíamos olvidar que una invitación de boda va a ser la carta de presentación de la ceremonia para multitud de personas. Nuestra carta de presentación frente a gentes que puede que no veamos desde hace un cierto tiempo, y con las que es posible que no podamos conversar antes del enlace.

 

Se debe dedicar un tiempo a su redacción y composición, así como al diseño de la misma. Y no solo al diseño de los posibles motivos de decoración, sino también el tipo de letra, el color empleado en ésta, el tipo y color del papel, el sobre, etc. Hay multitud de factores a sopesar en función de la imagen que deseemos dar; formalidad, informalidad, ostentación, sencillez, etc.

 

Un recurso muy habitual, y que nos puede simplificar notablemente la vida es recurrir a una imprenta en la que consultar su amplio muestrario de posibilidades, y en la que nos asesorarán con gusto. Evidentemente una buena política para poder hacernos con la mayor cantidad posible de ideas es no limitarnos a visitar una única imprenta.

 

 

Algunos detalles que deberíamos tener en cuenta al preparar las invitaciones de boda son:

 

- Las invitaciones deberían enviarse como mínimo un par de meses antes de la boda, incluso tres meses antes si la ceremonia nupcial se realizará en algún festivo, sobre todo si este festivo es de cierta relevancia. Si retrasamos excesivamente el envío, es más que probable que algunos invitados sencillamente no puedan acudir por haber concertado compromisos previos.

 

- Siempre resulta preferible entregar las invitaciones de boda en propia mano; la invitación es más personal. Pero evidentemente esto no siempre es posible, ya sea por la distancia, ya sea por el gran número de invitados al enlace, ya sea por el motivo que sea. En estos casos se debe recurrir al correo para su envío. Un detalle que en ocasiones puede llegar a omitirse es incluir el remitente en el sobre de la invitación. De este modo podremos saber cuales han podido ser entregadas, y cuales no, evitando desagradables sorpresas y malentendidos de última hora.

 

- Si la confirmación puede ser vía postal, además de telefónica o en persona, es buena idea incluir dentro del sobre una tarjeta de respuesta estándar en la que el invitado solo deba escribir su nombre. De este modo le simplificamos la tarea. Si en alguna esquina de esta tarjeta de respuesta incluimos un pequeño código numérico podremos identificar la tarjeta aunque el invitado haya olvidado escribir su nombre en ella. En ocasiones sucede.

 

- Los hijos pequeños pueden ser incluidos en las invitaciones dirigidas a sus padres, pero aquellos que superen los dieciséis años deberían recibir su invitación propia.

 

- Envía primero las invitaciones de boda de aquellas personas cuya asistencia consideres imprescindible. Deja para el final, cuando ya estés recibiendo las respuestas, afirmativas o no, las invitaciones de aquellas personas que te gustaría que asistieran, pero sólo si hay plazas disponibles.

 

- Cuando se encargan las invitaciones a la imprenta siempre es bueno imprimir un número mayor de las realmente necesarias. De este modo nos cubrimos las espaldas ante invitados de última hora.

 

 

Algunos detalles de utilidad al redactar las invitaciones de boda:

 

Tradicionalmente la invitación a la boda la llevan a cabo los padres de los novios. Por lo menos eso es lo que marca el protocolo tradicional, se trata de un honor y una deferencia permitir que sean ellos los que realicen la invitación. Aunque no siempre es así; en ocasiones para dar un aire más informal, o más personal, al evento son los propios novios quienes realizan la invitación. También en el caso de segundas nupcias, cuando ambos contrayentes ya han pasado una vez por el altar, la invitación puede ser realizada por ellos mismos. Antes de plantearnos la redacción de la invitación de boda debemos tener claro este punto; el tono de la invitación variará en función de la opción elegida.

 

Una tarjeta de invitación tradicional deberá estar encabezada por los nombres de los padres de la novia situados a la izquierda, en la parte superior, seguidos de los nombres de los padres del novio a la derecha, también en la parte superior. Justo debajo se debe indicar que "tienen el placer de invitar al enlace de sus hijos", seguido del nombre de los contrayentes. Estos deben figurar en una misma línea. Seguidamente se debe indicar "que tendrá lugar", con la posibilidad de añadir la fórmula "en la estricta intimidad" si fuera el caso. La fecha, la hora y el lugar de la boda deben indicarse a continuación. Si el lugar donde tendrá lugar la boda no es demasiado conocido deberá indicarse también la dirección.

En la parte inferior derecha se debe añadir la hora y la dirección de la recepción, y a la izquierda la dirección de los padres de la novia, o en su defecto la dirección en la que deben hacerse entrega los regalos.

Si se decide que serán los padres los que inviten a la boda, en caso de que alguno de los padres de los novios haya fallecido, su nombre puede ir acompañado de una cruz. O simplemente se puede situar los nombres de los progenitores vivos en un bloque situado en la parte central de la tarjeta.

 

La tradición indica que en la invitación debe figurar un horario de inicio, y un horario de fin. Aunque también es cierto que en la actualidad en ocasiones no figura. Se considera una cierta falta de modales presentarse con demasiada antelación, o marcharse demasiado tarde.

 

Para aquellas personas con las que existan vínculos de afecto, pero no la suficiente amistad o relación como para ser invitados a la boda, existe la figura de la participación. Una participación de boda es una tarjeta mediante la que se anuncia el evento, pero no se está invitando a él. Las participaciones de boda deben incluir una dirección, o teléfono, habitualmente de la novia, a la que poder dirigir las felicitaciones.

 

Para obtener más información pinche AQUI: BODAS
Página [1 2 3 ]
Dennis@
Dennis@
muy bueno todo lo relacionado con te texto de las tarjetas de invitación
katherine terejhenko
katherine terejhenko
quiero organizar mi boda y no se como? ayudenme ente si pueden... tampoco tengo un gran dinero pero quieroo hacer de mi boda algo hermoso y acogedor gracias
Anonimo
Anonimo
En la siguiente página hay un enlace con ejemplos de textos para invitaciones de boda:
Podéis encontrar textos de invitaciones de boda formales, informales, modenos y clásicos.
http://www.luzsanchez.com
Anonimo
Anonimo
Hola, me da gusto encontrarme en la red con este tipo de informacion, ahora si no es mucha molestia me encantaria me apoyaran con el nombre del papel que se utiliza en las invitaciones, es tipo cartoncillo, me sería muy util ya que quiero hacerlas a mi propio gusto e ingenio, esta muy competa su pagina, gracias, bye...
Anonimo
Anonimo
queria haber si puede ser que me dierais unas ideas sobre textos para las invitaciones de boda,las que he visto me parecen muy de siempre
Yesi
Yesi
hola quisiera que me ayudaran al poner un texto para solicitar a los invitados de mi boda el regalo en efectivo..gracias
Yesi
Yesi
hola quisiera que me ayudaran al poner un texto para solicitar a los invitados de mi boda el regalo en efectivo..gracias
KRYSTAL
KRYSTAL
HOLA QUISIERA SABER QUE ES LO QUE SE PONE EN UNA INVITACION DE BODA
KUKI
KUKI
HL KERIA K ME DIESEN UNA IDEA PARA PONER EN LA INVITACION DE BODA K ME CASO EL 8 DE AGOSTO
Claky
Claky
Hola, necesito ayuda para poner en la invitacion que hemos abierto una caja de ahorros en un banco para que ahi nos depositen el dinero.
Gracias.
Página [1 2 3 ]
Comenta