Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Trucos y consejos sobre economia doméstica

0 0 0

Claves básicas para invertir en bolsa

Nociones sobre inversiones en renta variable para principiantes. Cómo invertir en bolsa.

Por: Webmaster | Publicado: 18/02/2009 15:23 | |

Veamos algunos consejos, reglas, o claves básicas que deberíamos tener en cuenta  al invertir en bolsa, sobre todo si no tenemos demasiada experiencia. No es necesario ser un experto, pero unos mínimos conocimientos nos ayudarán a reducir los factores de riesgo.

-Deberemos invertir únicamente aquel dinero que no necesitemos en breve. Es más, teniendo en cuenta los riesgos del mercado de valores podríamos añadir que deberíamos invertir únicamente aquel dinero que no nos suponga un problema perder.

-El valor de las acciones está relacionado con la capacidad de una empresa para obtener beneficios, tanto en el presente, como en el futuro. Deberemos estudiar detenidamente su situación dentro del mercado.

-Diversificar será siempre la mejor estrategia.

-En  periodos de crisis en los que la bolsa es muy volátil no es mala política invertir en sectores con una cierta protección frente a las recesiones. Compañías eléctricas, alimentarias, y en general aquellas empresas que venden productos de primera necesidad son menos vulnerables a las crisis y por tanto sus acciones son menos volátiles.

-Existen compañías poco atractivas, o con un aparentemente limitado potencial de crecimiento, pero con patrimonio infravalorado. El mercado acabará por corregir esta situación aumentando el valor de sus acciones. Son un objetivo interesante para la inversión.

-Compañías muy especializadas, con un nicho de mercado concreto, suelen ser menos volátiles y por tanto pueden ser buenas inversiones a medio o largo plazo.

-Cuanto más sólida sea una empresa (las llamadas Blue Chips), y menor sea su endeudamiento, menor volatilidad en sus acciones. Una empresa sólida se recuperará antes de cualquier pérdida.

-Hay que ser cautos ante los rumores. Si bien es cierto que un rumor acertado supone una importante oportunidad de negocio, tampoco deja de ser cierto que los rumores no dejan de ser rumores. En la bolsa la información fluye a gran velocidad y si no vamos a ser capaces de diferenciar los rumores con fundamento de aquellos que no lo tienen, es mejor no guiarse por ellos.

-Hay que ser cautos con las modas. Invertir en bolsa siguiendo las corrientes de moda no siempre es buena idea. Cuando una empresa o todo un sector están en boca de todos, apareciendo incluso en los medios, es muy posible que se encuentren ya sobrevalorados. Quizá hemos llegado tarde.

-Cualquier decisión que tomemos deberemos ejecutarla con rapidez. Y si pese a todo se produce una caída, no debemos tener miedo a vender y materializar las pérdidas. Asumir dichas pérdidas hoy muy probablemente nos evitará tener que asumir mañana unas pérdidas aun mayores. Esperar una posible remontada no es aconsejable. Invertir en renta variable tiene un componente de riesgo que deberemos aceptar desde el principio.

-Debemos llevar a cabo un continuo seguimiento del mercado y de la marcha de la economía para evitar sorpresas. Si esto no nos va a ser posible, es mejor buscar asesoramiento e invertir a través de profesionales.

-El afán de los inversores por adelantarse al mercado provoca resultados exagerados, tanto al alza, como a la baja. Tengámoslo en cuenta. De hecho lo habitual casi es que una compañía o bien se encuentre sobrevalorada, o bien se encuentre infravalorada.

-Una estrategia corriente consiste en operar a corto plazo, dentro de la misma semana. Los lunes predominan las tendencias a la baja mientras que hacia el final de la semana se produce un repunte. Vender el viernes permite obtener beneficios del repunte asociado a dicho repunte, al tiempo que nos proporciona liquidez a la espera de los informes económicos y financieros que aparecerán el lunes siguiente.

-Otra forma de operar a corto plazo consiste en aprovechar la tendencia alcista que se produce hacia el final de un mes y el principio del siguiente. Si compramos una semana antes y vendemos una semana después podemos obtener buenos resultados en un plazo muy breve.

-En los días previos al reparto de dividendos la cotización de las acciones de una empresa suele subir, por lo que podemos comprar un poco antes y obtener un beneficio aprovechando esa subida.

-Generalmente al aproximarnos a fin de año, sobre todo el último mes, se producen importantes revalorizaciones que podemos aprovechar. 

-Conviene evitar los periodos de vacaciones en los que el volumen de contrataciones cae.

-Al invertir hay que tener en cuenta la fiscalidad de cada  uno de los productos financieros elegidos. Cada año habremos de tributar a hacienda por ellos.

Comenta