Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Trucos y consejos sobre economia doméstica

0 0 0

Endeudarse, ¿hasta dónde es prudente?

¿Cuál es el límite máximo prudente de endeudamiento para una familia?

Por: Webmaster | Publicado: 17/11/2008 17:45 | |

Hoy en día uno de los principales problemas para las economías domésticas de medio mundo es el nivel de endeudamiento de las familias. Los préstamos aprietan, los intereses suben, y cada vez es más complicado llegar a fin de mes.


Partiendo de la base de que lo ideal sería no tener ningún tipo de deuda, hay que reconocer que no siempre es posible. Adquirir una vivienda, un coche, o gastos imprevistos relacionados con la salud, son algunas de las causas más habituales que llevan a la situación de endeudamiento, a pedir un crédito al banco.


Pero, ¿hasta dónde es posible endeudarse? ¿Cuál sería el límite máximo que no deberíamos pasar si queremos evitar estrecheces o problemas? La respuesta no es sencilla.


En general se suele hablar de que el límite máximo de endeudamiento de una familia debería rondar entre el 30 y el 40% de sus ingresos totales. Pero no siempre podemos guiarnos ciegamente por estos porcentajes. Depende en gran medida de la evolución del precio del dinero, y por tanto de los intereses a pagar, y de los ingresos familiares. Obviamente no será lo mismo tratar de sacar adelante una familia de, por ejemplo, tres personas con un endeudamiento del 40% y cuyos ingresos totales sean de 1500 euros, que una familia formada igualmente por tres personas, también con un 40% de endeudamiento, pero que disponga de unos ingresos mensuales de 3000 euros. El dinero sobrante será muy distinto en ambos casos. Es decir, una familia con unos ingresos más altos, podrá soportar igualmente un mayor nivel de endeudamiento. Otra cosa muy distinta es que resulte prudente.


Así que como vemos, hemos de considerar cual será la cantidad mínima mensual que permitiría a la familia vivir sin estrecheces. Es decir hemos de contabilizar los gastos mensuales de la familia. Tras obtener la cifra de gastos, la comparamos con los ingresos totales y la diferencia sería el límite máximo de endeudamiento. El máximo esfuerzo que podría realizar la familia sin tener que pasar privaciones, pero también sin poder ahorrar.


Evidentemente llegar a este límite máximo tiene su riesgo. Los tipos de interés pueden subir a lo largo del tiempo, y de hecho lo están haciendo como podemos comprobar fácilmente siguiendo la evolución del Euribor. Por lo que un esfuerzo máximo hoy puede ser sinónimo de problemas financieros mañana si los tipos de interés suben.


Por dar un valor promedio orientativo a tener en cuenta cuando solicitamos un préstamo, podríamos decir que el nivel de endeudamiento máximo debería rondar el 35% de los ingresos totales. Se estima que ese porcentaje permite vivir sin demasiados inconvenientes y deja un margen de seguridad en caso de un encarecimiento del precio del dinero. La idea básica es simple y de sentido común: no acabar con el agua al cuello por vivir por encima de nuestras posibilidades.

Comenta