Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web

Trucos y consejos sobre economia doméstica

0 0 0

Gastos de una hipoteca

Gastos asociados a la concesión de una hipoteca

Por: Webmaster | Publicado: 20/10/2008 13:06 | |

Varios son los gastos en los que incurrimos durante de la contratación de una hipoteca, algunos generados incluso antes de que lleguemos a firmarla. 

Veamos dichos gastos paso a paso:

Tras solicitar la hipoteca, pero antes de que nos sea concedida, la entidad bancaria procederá a tasar la vivienda sobre la que va a recaer dicha hipoteca. En caso de que el valor de tasación obtenido sea inferior a la cantidad solicitada es muy probable que no nos la concedan. El banco también comprobará en el registro de la propiedad si existe algún tipo de carga anterior sobre dicha vivienda, por ejemplo, otras hipotecas. La cuantía de estos gastos previos a la concesión variará en función de cada banco y sus potenciales ofertas, aunque suele rondar unos pocos cientos de euros. Es importante tener en cuenta que, por así decirlo, estamos pagando los gastos del estudio que el banco lleva a cabo para decidir si nos concede o no el crédito, por lo que deberemos pagarlos aun en el caso de que finalmente no nos lo concedan.


Una vez nos han concedido la hipoteca nos llegan nuevos gastos de forma inmediata; los gastos de constitución de la hipoteca propiamente dicha. Los bancos suelen aplicar una comisión de apertura, que puede llegar a rondar el 1% del capital concedido, aunque también es cierto que en no pocas ocasiones la omiten a modo de promoción para captar clientes. El proceso de tramitación de la hipoteca también nos genera importantes gastos, tanto gastos notariales (escriturar la hipoteca), como de gestoría (presentación en Hacienda y en el Registro de la Propiedad). La cuantía de estos gastos depende el capital concedido, pero para una vivienda convencional fácilmente puede superar los mil euros.


Existen además otros gastos asociados a una hipoteca y que pueden presentarse todo a lo largo de la vida de la misma. Por un lado las conocidas comisiones de cancelación y amortización anticipada. La cuantía varía en función del banco y las condiciones concretas de la hipoteca contratada, pero hay que tener en cuenta que al cancelar la hipoteca se debe cancelar asimismo en el Registro de la Propiedad, de forma que la vivienda en cuestión pase a estar “libre de cargas”. Se generan por tanto nuevo gastos notariales y de gestoría. Si además se producen impagos, es decir cuotas no pagadas, se generan gastos adicionales resultantes de ello: por un lado los intereses de demora, y por otro las comisiones derivadas de regularizar impagos.

Comenta