Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Cómo limpiar brochas y pinceles

Algunos trucos para mantener limpios y en buen estado los pinceles o las brochas.

Por: Webmaster | Publicado: 28/01/2009 17:36 | |




La correcta limpieza de los pinceles o las brochas resulta fundamental no solo para alargar la vida útil de estas herramientas, sino también para lograr un buen acabado el pintar.

Si permitimos que la pintura empiece a secarse en el pincel podemos encontrarnos posteriormente con que resulta imposible despegar el pelo que lo forma. Y si finalmente conseguimos despegarlo para así reutilizarlo, es muy posible que el pincel deje grumos de pintura vieja y seca sobre la superficie que estemos pintando en ese momento.

Como vemos es primordial que la pintura no se seque sobre el pincel o la brocha. Si hemos de hacer una pausa en el trabajo por ejemplo para descansar, para comer, para atender el teléfono, o por cualquier otro motivo que no nos vaya a llevar demasiado tiempo, en lugar de limpiar los pinceles podemos guardarlos en una bolsa de plástico bien cerrada a la que habremos apretado para sacar la mayor parte del aire de su interior. De este modo evitaremos que la pintura se reseque como pasaría si dejamos el pincel al aire.

Mientras estamos en pleno trabajo, si necesitamos ir cambiando de pincel o brocha, procuraremos mantener húmedos en todo momento aquellos que no estemos utilizando. Aclarando con agua o con disolvente el función del tipo de pintura que estemos empleando.

Al acabar el trabajo lo primero que debemos hacer es retirar el exceso de pintura del pincel con un trapo. Lo moveremos desde el mango hacia la punta del pelo, de este modo no mancharemos el mango ni dañaremos el pelo del pincel.

Seguidamente lavaremos el pincel con agua o disolvente, nuevamente en función de la pintura utilizada, hasta retirar completamente los restos de pintura.

Para finalizar es buena idea limpiar con un poco de agua jabonosa y finalmente aclarar con agua limpia.

Es posible que al limpiar el pincel, o al pintar, el pelo que lo forma haya perdido un poco su forma. Sobre todo si se trata de pinceles blandos. Puede acabar con un aspecto desordenado y despeinado. En ese caso podemos utilizar los dedos para volver a peinar el pincel dándole la forma original.

Hay que tener en cuenta que si el pelo del pincel es blando y lo dejamos metido dentro de un bote con disolvente durante unas horas, lo más probable es que al sacarlo haya tomado forma. Un pincel torcido no ofrecerá buenos resultados.

Comenta