Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Cómo pintar con pistola

Saber pintar con pistola. Algunas ideas básicas.

Por: Webmaster | Publicado: 27/01/2009 15:01 | |




Pintar con pistola requiere algo de práctica. De hecho si no hemos utilizado nunca una pistola de pintura no es mala idea probar primero sobre una superficie auxiliar. Nos haremos una idea de la fuerza con la que sale el chorro de pintura, de cómo manchamos a nuestro alrededor, de la velocidad más adecuada a la que hemos de mover la pistola, y en general ganaremos algo de práctica antes de pintar la superficie que deseamos decorar.

La pistola debe mantenerse a unos 20 ó 25 centímetros de la superficie que vamos a pintar. Si se sitúa más cerca la pintura puede llegar a chorrear, si la alejamos demasiado nos costará dirigir el chorro y posiblemente no podamos cubrir bien la superficie.

Si la superficie es vertical empezaremos por la parte superior e iremos descendiendo. Si es horizontal empezaremos por un lado y avanzaremos hacia el otro. Moveremos la pistola a lo largo del recorrido mediante un movimiento lento y uniforme. Cambios en la velocidad de desplazamiento alterarán el resultado final ya que el grosor de la capa de pintura aplicada variará con la velocidad. Tampoco es buena idea detenerse en un mismo punto ya que probablemente la pintura formará una capa demasiado gruesa y chorreará.

Para unir las diferentes pasadas podemos montarlas aproximadamente una tercera parte de su anchura, pero no superponer completamente las pasadas. Pintar con movimientos de vaivén puede dar lugar a resultados poco uniformes, por lo que para cubrir una superficie podemos trazar un movimiento en “S”. Primero en vertical, luego en horizontal si así se requiriese. Si la superficie a pintar es grande seguramente tendremos que ir parando de tanto en tanto. Pero siempre deberemos procurar pintar un área de cierto tamaño entre las pausas, por ejemplo un metro cuadrado o más. Parar con frecuencia redundará en resultados poco uniformes.

Si debemos pintar los cantos de por ejemplo una madera, empezaremos en una esquina e iremos dando la vuelta completa a todo el perímetro. Cubriremos el canto y una pequeña porción de la parte superior.

Si hemos de pintar rejas u objetos con huecos, deberemos colocar un cartón en la parte trasera de forma que no manchemos aquellas superficies que estén por detrás. Lo ideal siempre es desmontar las piezas antes de pintarlas, ya sean puertas, ventanas, rejas, radiadores, o cualquier otro objeto, pero dado que no siempre va a ser posible deberemos tener en cuenta sus huecos y los medios para proteger lo que haya detrás.

Comenta