Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Instalar una toma de tierra

La importancia de una toma de tierra. Cómo són y para qué sirven las tomas de tierra

Por: Webmaster | Publicado: 21/01/2009 11:48 | |




La normativa, y el sentido común, indican que toda instalación eléctrica que se monte en la actualidad debe contar con toma de tierra. Esta toma de tierra actuara como camino de retorno para las posibles fugas de corriente en aparatos e instalaciones defectuosas o mal aisladas, un camino de baja resistencia para la electricidad. Es un sistema de seguridad.

Si dicha toma no existiera correríamos el serio riesgo de que al tocar un aparato con una fuga de corriente ésta descargase a tierra a través de nosotros. Las consecuencias para nuestra salud podrían llegar a ser muy graves, incluso mortales. Tengamos en cuenta que una corriente de medio amperio puede llegar a ser mortal incluso a partir de los 24 voltios si estamos mojados o descalzos. Electrodomésticos, como por ejemplo lavadoras, en los que hay acumulaciones de agua pueden entrañar un serio riesgo si no tienen toma de tierra.

Identificar la toma de tierra no suele ser complicado. Los cables en una instalación eléctrica siguen un código de colores en el que el destinado a la toma de tierra es de color amarillo o verde. Comprobar si nuestra casa cuenta con toma de tierra es tan sencillo como abrir una caja de conexiones y ver si estos cables existen y están conectados.

Si nuestra casa es antigua y no cuenta con una instalación de toma de tierra podemos plantearnos instalarla. En este caso conviene recordar  que nunca debemos utilizar las conducciones de agua o gas como toma de tierra. Si se produjera una fuga eléctrica cualquiera que tocara un grifo en la casa podría recibir una descarga.

Una toma de tierra básicamente consiste en un conductor que entra en contacto con el suelo. Existen diversas formas de hacerlo. El cable de masa partirá del cuadro principal de mandos y reparto de la casa. Como conexión a tierra podemos usar un poste metálico o jabalina de unos dos metros de longitud completamente clavando en el suelo. Este poste puede ser de cobre con un diámetro superior a los 15 milímetros, o de acero con un diámetro mayor de 25 milímetros. También podemos utilizar un cable pelado como conexión a tierra. En este caso podemos colocarlo siguiendo dos disposiciones: a lo largo de una zanja que de la vuelta completamente al perímetro de la casa (anillo perimetral) a un metro de las paredes, o a lo largo de una zanja recta que se aleje unos cuantos metros de la casa. En cualquier caso tendremos un buen número de metros de cable pelado enterrado en una zanja. La sección de este cable debería rondar los 20 milímetros cuadrados o más.
Hay que tener en cuenta que cuanta menor sea la resistencia que ofrezca la toma de tierra, mejor actuará como tal. Así que el cable o el poste que utilicemos deberán ser de un grosor considerable.

El sistema de toma de tierra debe diseñarse para ofrecer una resistencia de difusión al suelo igual o inferior a 5 ohms. Dado que es un sistema de seguridad importante, ante cualquier duda siempre es mejor consultar a un electricista especializado.

Comenta