Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Soldar tuberías de cobre

Soldadura blanda con estaño y soldador de propano. Soldaduras duras con soplete oxiacetilénico.

Por: Webmaster | Publicado: 19/01/2009 12:58 | | | #Cont:1




La soldadura es una de las actuaciones más comunes en fontanería. Mediante soldadura obtendremos uniones estancas entre diferentes tramos de tubería, codos, etc. Pero también es en las soldaduras donde se producen las fugas con mayor frecuencia por lo que deberemos prestar especial cuidado al llevarlas a cabo.

 
Mediante una soldadura utilizamos metal fundido para unir dos piezas también metálicas. Al calentar y fundir dicho metal, se extenderá por toda la unión gracias a un proceso de capilaridad. Siempre que ambas piezas se encuentren bien ajustadas y la unión esté libre de suciedad e irregularidades. Si una de las tuberías que vamos a soldar ya estaba en uso el primer paso, evidentemente, es cerrar la llave de paso del agua. Después, antes de intentar cualquier soldadura, deberemos secar completamente el extremo de la tubería donde vayamos a soldar. Un poco de agua en la zona de la soldadura puede malograr el trabajo.

Soldadura con estaño, blanda: El metal encargado de unir las dos piezas de cobre es una aleación de estaño que se funde a una temperatura rondando los 200 grados. Es una soldadura sencilla de llevar a cabo pero no demasiado resistente frente a la tracción. El procedimiento es rápido. En primer lugar se unen las dos piezas y se calientan con un soldador de propano hasta que el cobre empiece a ponerse al rojo. Seguidamente aplicaremos el estaño en la unión, estaño que se fundirá de inmediato para rellenar los huecos del empalme. Este estaño se presenta en forma de rollos de alambre de fácil aplicación. Si se produce un exceso de estaño deberemos limpiarlo con un paño antes de que solidifique.


Soldadura con soplete, dura: El metal que fundiremos es una aleación a base de cobre o plata que fundirá a una temperatura rondando los 700 grados centígrados. La resistencia mecánica es mucho mayor que en el caso anterior, pero hemos de tener en cuenta que las tuberías que vayamos a soldar deben ser capaces de soportar dicha temperatura. Por otra parte este método es más aparatoso pues necesitamos equipo especializado, sopletes de oxiacetileno, que no es tan fácil de encontrar.

AVISO: Si bien el procedimiento no es complicado en teoría, el riesgo de fugas estará presente si no llevamos a cabo la soldadura de forma correcta. Antes de ponernos a ello conviene realizar un curso de capacitación, o en caso contrario contratar a un profesional.

Comentarios
RCG
RCG
Interesante articulo, me gustan las maquinas de soldar; y estoy realizando cursos y practicas en el Taller de mi Abuelo.
Aprendo dia a dia, y estos datos aportan a ello.
Y ademas porque no tenia en claro como se soldaban estos componentes.


Comenta