Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Empapelar una pared. Parte 2

Encolar el papel y colocar las diferentes tiras sobre la pared

Por: Webmaster | Publicado: 12/01/2009 11:47 | |




Tras cortar las diferentes tiras de papel procederemos a encolar cada tira. Las tiras deben colocarse en posición horizontal y perfectamente extendidas. Es recomendable recurrir a una mesa de trabajo pues así no deberemos agacharnos tanto y cuidaremos la espalda, pero si no disponemos de una mesa lo suficientemente grande podremos aplicar la cola sobre el suelo. Si trabajamos sobre el suelo no es mala idea protegerlo con un plástico.

Al aplicar cola sobre una tira de papel deberemos cerciorarnos de que la cubrimos totalmente extendiéndola abúndate y uniformemente hasta los extremos. Deberíamos evitar en lo posible machar la superficie sobre la que trabajamos, ya sea una mesa ya sea directamente sobre el suelo, puesto que al preparar la siguiente tira podemos acabar con manchas de cola en su cara visible.
Encolaremos la mitad de la tira de papel desde el centro hacia los extremos para seguidamente doblar dicha mitad sobre sí misma dejando en contacto las superficies encoladas. Es importante no presionar el doblez para que no queden marcas en el papel. A continuación procedemos de igual forma con la otra mitad.

Con la tira de papel encolada y doblada sobre si misma deberemos esperar unos minutos en función del grosor del papel, tres o cuatro minutos para los papeles más finos, alrededor de diez o quizá un poco más para los papeles más gruesos. Este tiempo de secado nos dará un margen para ir preparando varias tiras más. 

Empezaremos a colocar las tiras de papel por su parte superior con la ayuda de una escalera. Recordemos que habíamos doblado cada mitad del papel sobre sí mismo de modo que ambos extremos de la tira de papel en estos momentos se encuentran en el centro y el paquete presenta la cara externa del papel por ambos lados. Para desplegar la tira basta con agarrar las esquinas del lado que deba ser colocado arriba y el propio peso del papel desplegará esa mitad. Tenemos así la mitad de la tira de papel con la superficie encolada expuesta y lista para ser pegada, mientras la mitad inferior permanece doblada sobre sí misma con la cola protegida. Si se trata de la primera tira de papel la colocaremos alineada con la línea de referencia vertical que hemos trazado (ver el artículo “Empapelar. Parte 1”) y con el techo, si se trata de otra tira la referencia vertical nos la dará la tira de papel anterior. De ahí que sea fundamental la correcta colocación de la primera tira.

Una vez colocada la mitad superior de la tira la alisaremos bien con un cepillo de empapelador, o incluso con la mano si no contamos con la herramienta adecuada. Es importante que no queden arrugas o burbujas. Los movimientos del cepillo deberán ser diagonales hacia el exterior de forma que cualquier burbuja de aire sea arrastrada fuera de la tira. Tras el alisado de la parte superior procederemos a desplegar, pegar, y alisar la mitad inferior de la tira de igual forma.

Es el momento de recurrir a un cúter, navaja, o a un cuchillo bien afilado para cortar el papel sobrante en la parte superior e inferior. Prestaremos especial atención a la unión del papel con el zócalo. Si se ha manchado deberemos limpiarlo con un paño húmedo, o con una esponja, antes de que la cola se seque. Deberemos recortar también el papel entorno a marcos de ventanas o puertas además de enchufes e interruptores (ver el artículo “Empapelar. Parte 1”).

Es posible que tras recortar los bordes del papel o incluso tras ajustar la posición de la tira, nos encontremos con que los extremos de la tira han perdido buena parte de la cola y no se pegan bien, en este caso bastará con levantarlos un poco y aplicar una nueva capa de cola son un pincel o con una brocha pequeña. Las uniones entre las diferentes tiras de papel en ocasiones tienen tendencia a quedar algo levantadas y por tanto ser demasiado visibles, por lo que deberemos alisarlas cuidadosamente. Existen pequeños rodillos de empapelador pensados especialmente para alisar estas juntas.

Al llegar a una esquina no es buena idea cortar la tira justo en la misma esquina, la unión nunca será perfecta en ese caso. Es mejor dejar uno o dos centímetros de margen de forma que se haga la esquina y queden pegados en la otra pared formando una solapa. Antes de colocar la siguiente tira de papel en la nueva pared, cubriendo la solapa  que hemos dejado, volveremos a trazar una línea de referencia vertical tal y como hicimos antes colocar la primera tira de papel. Esto es necesario ya que las esquinas generalmente no suelen ser perfectamente rectas. Es más, lo habitual es que exista una apreciable inclinación; de ahí la necesidad de una solapa y una nueva línea de referencia.

Comenta