Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Puertas correderas

Tipos y características de las puertas correderas. Krona, Scrigno, Maydisa, Eclisse

Por: Webmaster | Publicado: 09/01/2009 11:11 | | | #Cont:3




Las puertas correderas, o deslizantes, son una opción muy atractiva para aquellos lugares en los que vayamos justos de espacio y las puertas convencionales pueden acabar siendo un pequeño estorbo. Además, hoy en día existen multitud de modelos y diseños que las convierten además en un interesante elemento decorativo. Algunas de las marcas más conocidas son, por ejemplo: Krona, Scrigno, Maydisa, Eclisse.

La principal virtud de las puertas correderas es que se deslizan a un lado liberando el espacio que normalmente debería quedar reservado para el giro de la puerta, un espacio que puede ser aprovechado como mejor consideremos. Podemos encontrar puertas correderas, o deslizantes, tanto para exterior como para interior, y casi con cualquier diseño: en madera, metálicas, de cristal, blindadas, etc. Las puertas correderas permiten asimismo su automatización de forma sencilla, una opción a tener en cuenta en entradas a jardines, garajes, locales, o similar.

A pesar de todo es en su uso en interiores donde una puerta corredera ofrece todo su potencial. Con una puerta deslizante ganamos espacio, pero también podemos iluminar una estancia si esta puerta es de cristal, e incluso pueden usarse para separar ambientes dando un toque moderno.

Consideremos por ejemplo un salón comedor, podemos separar mediante una corredera de cristal al ácido la parte del comedor del ambiente dedicado al salón, de modo que tras una cena entre amigos se puede continuar la reunión en la sala sin tener que ver la mesa no recogida.

Un punto importante que debemos tener en cuenta al plantearnos instalar una puerta corredera es el aislamiento. Las puertas correderas tienen ciertas holguras para facilitar el deslizamiento sin problemas ni roces por lo que será inevitable el paso de corrientes de aire: tanto el aislamiento térmico, como el aislamiento acústico disminuyen. En ambientes muy fríos, ruidosos, o en general en aquellas estancias que nos interese que permanezcan completamente separadas del resto quizá no sean la mejor opción.

Hoy en día los mecanismos encargados del deslizamiento de la puerta corredera son cada vez más eficientes y silenciosos, incorporando mejoras como por ejemplo sistemas para evitar aplastamientos accidentales. Esto quiere decir que podemos instalar una puerta corredera en casi cualquier lugar de la casa con la única condición de que tengamos el espacio suficiente de pared como para que la puerta se deslice.

-Puertas correderas con guía exterior: se trata del sistema más sencillo, rápido, y fácil de instalar. Y también el más económico. No necesitamos hacer obras para instalar una puerta de este estilo, es más, ni siquiera es completamente necesario cambiar la puerta antigua pues puede adaptarse al nuevo sistema. En este tipo de puertas correderas, la guía se fija sencillamente a la pared por encima del hueco de la puerta. La principal desventaja es que deberemos reservar en la pared, o el tabique, un espacio igual a la anchura de la puerta justo a su lado para albergar la corredera en su posición abierta, es decir, no podremos poner muebles en esa zona. O por lo menos no cualquier mueble.

-Puertas correderas empotradas: para aprovechar plenamente el espacio disponible la mejor opción es empotrar la puerta corredera. Una puerta corredera puede empotrarse entre dos tabiques o en el interior de un armazón metálico recubierto de yeso. De este modo la puerta queda completamente oculta en su posición abierta, ya sea entre los dos tabiques, ya sea en el interior del armazón. Este sistema presenta dos inconvenientes principalmente, el primero de ellos es que tanto en los tabiques como en el armazón no conviene taladrar para colgar cuadros, lámparas, o algo similar, pues podríamos dañar la puerta. Además generalmente se trata de finos tabiques que no son capaces de soportar demasiado peso. En ocasiones incluso planchas de yeso al estilo Pladur. El segundo inconveniente es que la guía sobre la que se desliza la puerta se encuentra embutida entre ambos tabiques y por tanto no es accesible. Si se produce una avería existe la posibilidad de que no quede más remedio que tirar una parte de uno de los tabiques para acceder a la guía. Afortunadamente las guías y mecanismos de acero de una puerta corredera hoy en día se estropean infrecuentemente.

Además del sistema de corredera podemos elegir también la configuración de la puerta:

-Puertas correderas de una hoja simple que se deslice a un lado, un sistema ideal para aprovechar pequeños espacios.

-Puertas correderas de de doble hoja en las que cada hoja se desliza a un lado. Se trata del sistema indicado para puertas muy anchas o destinadas a separar ambientes en una sala. Hay que tener en cuenta que cuanto mayor sea la puerta más peso deberá soportar la guía y los sistemas de deslizamiento, lo que redundará en un mayor esfuerzo para abrirla y en más posibilidades de acabar con una avería.

-Puertas correderas de doble hoja en las que ambas hojas se deslizan hacia el mismo lado en paralelo, una sobre otra. Al igual que el caso anterior son interesantes en puertas anchas o para separa ambientes cuando solo disponemos de espacio a uno de los lados para albergar la puerta abierta.

Comentarios
_luis_
_luis_
como hacer roperos empotrados con puertas corredizas
_luis_
_luis_
como hacer roperos empotrados con puertas corredizas
_hugo_
_hugo_
envio de medidas para puertas corredizas
_hugo_
_hugo_
enana uber cuanto mides
_makako_
_makako_
las puertas del closet que tengo son muy pesadas como puedo modificarlas para aligerarlas o desarmarlas y rehacerlas
Comenta