Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Cuidados y limpieza de la moqueta

Trucos y consejos para mantener limpia una moqueta.

Por: Webmaster | Publicado: 08/01/2009 10:57 | |




La calidad de la moqueta marcará la diferencia respecto a los cuidados que serán necesarios para su mantenimiento. En cualquier caso va a ser inevitable que la moqueta acabe manchándose o acumulando polvo. 

Algunos sencillos consejos para el buen mantenimiento de la moqueta son:


-Aspirar diariamente el polvo acumulado y otro tipo de restos acumulados entre las fibras como por ejemplo migas, arenilla, fragmentos de papel, etc. Puede emplearse una aspiradora convencional, o una máquina de limpieza de vapor. Si no es posible aspirar a diario deberemos hacerlo cada pocos días, como mínimo una vez por semana. El polvo que se deja acumular en la superficie acaba penetrando entre las fibras y es más difícil de eliminar.


-Cualquier líquido que se derrame sobre la moqueta deberá limpiarse de inmediato. Si dejamos que se seque será mucho más complicado hacerlo después. Un paño húmedo o una esponja deberían bastar en la mayor parte de los casos. Si el líquido es denso, o se trata de un elemento pastoso, quizá sea necesario emplear primero una espátula para rascar con cuidado la mayor cantidad posible.


-Los aceites y sustancias grasas requerirán limpiadores especiales para moquetas. Al igual que las manchas de tintas o pinturas. Podemos utilizar jabones convencionales, incluso champús, pero los productos específicos siempre serán más eficaces para las manchas difíciles.


-Cualquier producto de limpieza nuevo conviene probarlo primero en la esquina menos visible de la moqueta. De este modo nos aseguramos de que no vaya a dejar una decoloración en medio de la sala.


-Al limpiar una mancha con un paño deberemos realizar un movimiento que vaya del exterior de la mancha hacia el interior. Si lo hacemos a la inversa podemos acabar agrandando la superficie manchada.


-Las moquetas y los alérgicos no suelen llevarse muy bien. Para minimizar los problemas la estricta limpieza es fundamental. La moqueta no es el origen de la alergia, si lo es el polvo, los ácaros, y otros restos que puedan acumularse entre sus fibras.

Comenta