Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Elegir unas cortinas clásicas

Decorar con cortinas, visillos, cortinas dobles, etc. La decoración funcional.

Por: Webmaster | Publicado: 05/01/2009 13:58 | | | #Cont:1




Cortinas, visillos, estores, o paneles, son elementos casi indispensables en un hogar. Proporcionan intimidad, regulan y difuminan el paso de la luz natural, mejoran el aislamiento tanto térmico como acústico, y son un importante elemento decorativo. En resumidas cuentas, ayudan a crear un ambiente acogedor en el hogar.

Elegir un tipo de cortina en concreto depende en gran medida de nuestras necesidades, nuestros gustos, y el tipo de habitación, pero siempre deberemos tener en cuenta que su función principal será controlar el paso de la luz y el calor allá donde se coloquen. Una sala de estar, un comedor, o incluso un despacho, necesitarán cortinas que permitan una buena iluminación al tiempo que eviten que luz solar directa sobre los posibles muebles de madera. Tengamos en cuenta que los rayos del sol decolorarán la madera con el paso del tiempo. Por el contrario en un dormitorio necesitaremos unas cortinas que puedan bloquear el paso de la luz para que nos moleste lo menos posible a la hora de dormir. En cocinas sería conveniente que las cortinas fuesen fáciles de limpiar pues van a ir manchándose de forma inevitable con el uso diario.

Veamos algunos tipos posibles de cortinas tradiconales que podemos utilizar:

-Paneles: quizá se trate del sistema más sencillo pues se trata de un simple panel de tela colgando de una barra colocada sobre el batiente de una ventana, sin cubrir el marco ni obstaculizar la apertura. Para deslizar el panel de tela por la barra puede recurrirse a unas simples anillas, lazos de tela, etc. Los sistemas son variados pero siempre sencillos, sin mecanismos. El panel de tela puede estar más o menos tenso, o puede tener ondulaciones. Incluso en el modelo llamado “estilo café” puede que no cubra la totalidad de la ventana: se coloca la barra dejando despejado el cuarto superior de la ventana. Una opción bastante utilizada en cocinas. La principal ventaja de estos paneles es que resulta muy sencillo retirarlos y volverlos a colocar por lo que son una buena opción en lugares donde vayan a mancharse con frecuencia, o donde el espacio sea muy limitado y no podamos maniobrar con facilidad.

-Visillos: la principal diferencia del visillo respecto al panel es que en este caso se cubre completamente el marco de la ventana, o de la puerta, pues se encuentra colgado de una barra fijada a la pared o al techo. Hemos de vigilar pues que no obstaculice demasiado la apertura de dicha ventana o puerta. El visillo puede deslizarse por la barra colgando de unas simples anillas o cintas de tela, o puede disponer de un mecanismo más sofisticado a base de tiradores. Los visillos proporcionan intimidad y disimulan vistas poco agradables al tiempo que proporcionan una gran luminosidad difuminada a la sala. Los tejidos empleados en la fabricación de visillos son de lo más variado: acrílicos, poliéster, tergal, lino, e incluso seda. Sus diseños son igualmente variados, desde los clásicos y luminosos visillos blancos con aire vaporoso, a otros con llamativos colores y vistosos motivos de decoración. Dependerá en gran medida de nuestro gusto y el aire que deseemos dar a la sala. Al comprar la tela para hacer unos visillos deberemos tener en cuenta que visualmente resultan más bonitos si tienen marcadas ondulaciones, es decir, deberemos comprar más tela de la necesaria: alrededor de dos veces y media, o tres veces, más que la longitud de la barra donde vayamos a montar el visillo.

-Cortinas: para aportar un toque de color y bloquear el paso de la luz podemos instalar unas cortinas delante de los visillos, una opción interesante en dormitorios. En la actualidad se llevan bastante las cortinas rectas, ajustándose a la ventana o a la puerta, pero no son la única opción. Una cortina, además de su aspecto funcional, tiene una más que evidente función ornamental. Incluso podemos colocar unas cortinas fijas, en ocasiones también llamadas caídas, a ambos lados de la ventana para tapar alguna columna, tubería de calefacción, o cualquier otra imperfección que deseemos ocultar. Las telas utilizadas serán más o menos opacas en función de nuestras necesidades. Una opción interesante es el uso de las cortinas dobles, que cuentan con un forro que puede estar decorado. Estas cortinas  serán bonitas incluso vistas desde el exterior. Usadas en pares pueden dar un toque acogedor a una sala. Los forros de las cortinas pueden tener otras propiedades además de las meramente estéticas: pueden aislar de la luz, del frio, y también del ruido. Aunque también hay que tener en cuenta que cortinas con forros muy aislantes van a ser pesadas por fuerza.

Comentarios
daniel4321
daniel4321
Actualmente quiero vender mi casa y la verdad que en la inmobiliaria a través de la que lo estoy haciendo me han recomendado hacer unos cuantos arreglos. muchas gracias por este tutorial, que me ha venido muy bien para ello :)
Comenta