Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Tipos de ventana según su apertura

Ventanas oscilantes, batientes, oscilobatientes, correderas, de celosía, etc.

Por: Webmaster | Publicado: 18/12/2008 11:07 | |




En el mercado podemos encontrar los más diversos mecanismos de apertura para las ventanas, cada uno con sus peculiaridades en cuanto a funcionamiento, iluminación, y ventilación. Deberemos elegir aquel que mejor se adapte a nuestras necesidades. 

Veamos algunos sistemas:


-Ventana batiente: Se trata de la ventana tradicional que abre hacia un lado. Es una ventana cómoda y fácil, que no requiere un gran mantenimiento y se puede limpiar fácilmente. Ofrece además una gran luminosidad y excelente ventilación ya que se puede abrir completamente. El principal inconveniente es que la ventana abre hacia el interior ocupando gran cantidad de espacio, cosa que puede ser una molestia.


-Ventana oscilante en el eje superior: Se trata de una ventana que se abre oscilando sobre su borde superior, como si se tratara de una de esas puertas para gatos que encontramos en algunas casas. La gran ventaja es que ocupa poco espacio al abrirse permitiendo una buena ventilación. Por el contrario tenemos que limpiar la parte exterior puede no ser nada fácil, además de obstaculizar la línea de visión.


-Ventana basculante: Se trata de una ventana que se abre oscilando sobre su eje horizontal central. Ofrece una gran ventilación y luminosidad, es relativamente fácil de limpiar, pero ocupa lo espacio al estar abierta. Tanto en la parte exterior, como en la parte interior.


-Ventana pivotante: Es una ventana que pivota sobre el eje vertical central. Las ventajas e inconvenientes son muy similares a las del caso anterior. Aunque en este caso, dado que el cristal permanece vertical en todo momento acaba ensuciándose menos con el tiempo.


-Ventana oscilobatiente: Se trata de ventanas, habitualmente en carpintería de aluminio, cuya estructura nos permite abrirlas tanto en modo oscilante, como en modo batiente. Son cómodas, fáciles de limpiar, con buena luminosidad y ventilación, y permiten ser abiertas como consideremos más oportuno. Su problema principal es que el mecanismo de apertura es más complejo, y por tanto más propenso a averías.


-Ventana corredera: Se trata de una ventana dividida en dos hojas capaces de desplazarse horizontalmente una sobre otra. La principal ventaja de esta ventana es que abierta ocupa exactamente el mismo espacio que cerrada. El problema es que no es posible abrirla completamente, únicamente hasta la mitad, por lo que la ventilación será menor. En el centro de la ventana vamos a tener un obstáculo visual, recordemos que la ventana se divide en dos hojas, que reducirá algo la luz que entra. También será más complicado limpiarla por su parte exterior.


-Ventana de celosía: Se trata de una ventana construida a base de lamas horizontales que pivotan conjuntamente. Es una ventana cómoda de usar y limpiar, que ocupa poco espacio permitiendo una buena ventilación y luminosidad. Sus principales inconvenientes son dos: primero, el mecanismo que hace pivotar las lamas con el paso del tiempo tiene tendencia a irse atascando por lo que se vuelve cada vez más difícil abrirla y cerrarla. Segundo el hecho de que aun completamente cerrada, una ventana de celosía dejará pasar aire entre sus lamas por lo que no es un buen aislante.


Como podemos ver cada ventana tiene sus propias particularidades que se adaptan mejor o peor a un entorno concreto. Si tenemos poco espacio las ventanas correderas u oscilobatientes son una muy buena opción. Si el espacio no es problema quizá sea preferible una ventana tradicional batiente. En climas fríos no es buena idea instalar una ventana de celosía pues siempre tendremos algo de corriente de aire. Si hay problemas de plagas de palomas u otras aves, las ventanas oscilantes y basculantes quizá no sean buena idea, pues al abrirlas el cristal queda tumbado hacia el exterior y seguramente se manchará con frecuencia.

Comenta