Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Arreglar una puerta que chirría

Trucos y consejos para arreglar una puerta que chirría y hace ruido.

Por: Webmaster | Publicado: 17/12/2008 15:11 | | | #Cont:1




Una puerta que chirría puede llegar a convertirse en algo tremendamente molesto, sobre todo por la noche. Antes de intentar arreglar nada deberemos identificar el origen del problema.


Una de las fuentes de ruidos más comunes de una puerta son los roces contra el suelo o los marcos. Pero es un tema ya tratado en el artículo “arreglar una puerta que roza”.

La otra fuente de ruido son los chirridos en las bisagras. Habitualmente la causa de este chirrido es la acumulación de suciedad en las zonas de fricción de la bisagra. Para solventarlo podemos levantar ligeramente la puerta mediante una palanca cuidando de no acabar de desencajarla. Seguidamente podemos emplear algún producto limpiador sobre la arandela de fricción que encontraremos entre ambas mitades de la bisagra. Tras limpiar la zona se puede aplicar lubricante como por ejemplo aceite mineral, del que empleamos para lubricar de tanto en tanto el mecanismo de las maquinillas de afeitar eléctricas, o incluso de los cortapelos.

Si el ruido persiste es posible que las arandelas de fricción que separan ambas mitades de la bisagra estén gastadas y sea necesario reemplazarlas. Para ello deberemos sacar completamente la puerta. Las arandelas de fricción quedarán en la base de la espiga de la bisagra. Suelen ser de latón, de un par de milímetros de grosor. Podemos retirar las arandelas viejas y sustituirlas por otras nuevas, o podemos simplemente colocar las nuevas sobre las antiguas. Eso sí, en este caso deberemos asegurarnos que la puerta no quede demasiado levantada o rozará contra la parte superior del marco. Una vez cambiadas las arandelas, se lubrica la bisagra con aceite mineral y se vuelve a colocar la puerta.

Existen arandelas de fricción fabricadas en un material plástico, por ejemplo teflón. Si las utilizamos podemos ahorrarnos el lubricado.

Comentarios
Alberto041
Alberto041
Hay puertas que por mucho que cambies las arandelas chirrian y chirrian. Si no tienes ganas de cambiar las arandelas o añadir nuevas... prueba mi opción: Levantar la puerta por completo y darle la vuelta del revés. Aplicar un poco de aceite limpiador (3en1 por ejemplo), de forma que quede dentro del agujero de las bisagras. Aplicar aceite en los ejes de las bisagras del marco. Montar la puerta y moverla en todo su recorrido varias veces. Limpiar todo bien con papel de cocina (ojo que si no se retira bien el aceite puede manchar algunas maderas). Si no es suficiente, repetir la operación aplicando aceite y limpiando bien con un trapo y palitos de algodón. Lubricar de nuevo, montar y limpiar restos de aceite. Si no se arregla, solo nos queda la opción de rebajar los ejes del marco un poco con una desbarbadora o bien cambiar las bisabras. Espero que haya sido de ayuda. Un saludo.
Comenta