Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 Red social de aficionados a las reformas, bricolaje casero y pequeñas reparaciones 
 Trucos de fontanería, carpintería, electricidad y albañilería 
 ¡Todo tipo de pequeñas reparaciones en el hogar! 

0 0 0

Burletes: aislamiento de puertas y ventanas

Aislar puertas y ventanas: burletes, burletes de pestaña, burletes de escobilla, burletes basculantes, y burletes de guillotina.

Por: Webmaster | Publicado: 17/12/2008 13:21 | |




Para una correcta climatización de la vivienda no debemos descuidar un aspecto tan importante como el aislamiento de las puertas.


Por debajo de las puertas puede circular el aire como una parte más de la ventilación natural de una casa, pero hay que reconocer que en invierno esto puede hacer que perdamos calor en alguna habitación. Deberemos prestar especial atención a las puertas que llevan al exterior a través de las cuales puede colarse aire frío y húmedo en casa. Para evitar este problema podemos instalar zócalos o burletes.


Y no únicamente debemos preocuparnos por la parte inferior de la puerta. Si hay holguras en los marcos, o éstos son bastante antiguos, lo más probable es que el cierre no sea demasiado bueno y por tanto se cuelen corrientes de aire.


Los burletes son elementos que proporcionan aislamiento tanto térmico como acústico para juntas de puertas y ventanas. Encontramos burletes de diferentes tipos y materiales ya preparados en las medidas estándar de puertas y ventanas de forma que habitualmente no es necesario cortarlos, únicamente colocarlos.


La colocación de los burletes en los marcos es similar tanto en puertas como en ventanas: colocan en la parte rebajada del marco de forma que cuando cerremos la puerta el burlete queda aprisionado impidiendo el paso del aire. Si el marco es viejo, tiene irregularidades, o incluso tiene pintura en mal estado, antes de colocar el burlete conviene cepillar o lijar la zona donde va a fijarse. Muchos burletes incluyen ya una capa adhesiva para facilitar la instalación, en caso contrario podremos utilizar algún adhesivo para pegar en madera o incluso pequeños clavos.


Para la parte inferior de las puertas las posibilidades son más variadas:


-Podemos colocar el burlete de banda flexible, burlete de la abuela, o burlete de pestaña, que no es más que una tira de goma que roza con el suelo impidiendo que entre el aire. El principal problema que presenta es que se desgasta rápidamente con el tiempo al ir abriendo y cerrando la puerta, sobre todo si el suelo tiene irregularidades. Además los tornillos de fijación suelen quedar visibles por lo que muy estético no resulta.


-Otra posibilidad es el burlete de cepillo o escobilla. Se trata de un cepillo de púas compactas y duras fijado con clips a la parte inferior de la puerta. Resulta más discreto que el anterior pero deja pasar algo de aire entre la escobilla y también acaba desgastándose por el roce.


-El burlete basculante está formado por una parte articulada, como si de una bisagra se tratase, que acaba en una banda de goma. El mecanismo del burlete basculante hace que éste únicamente toque el suelo cuando se cierra la puerta y por tanto se evita el desgaste por rozamiento al abrir y cerrar. El problema, dejando a un lado que puede acabar rompiéndose el mecanismo, es que resulta algo más visible que, por ejemplo, el anterior.


-El burlete automático de guillotina consta de un perfil metálico con una banda de goma en la parte inferior. Al abrir la puerta el burlete permanece levantado y por lo tanto la goma no roza, cuando cerramos la puerta el burlete automático de guillotina desciende verticalmente sellando el espacio. Es quizá de los más duraderos y menos visibles.

Comenta